Cuáles son las peores maneras de gastar tu cheque de estímulo

Si estás pensando en qué gastar el dinero de tu cheque de estímulo revisa antes estas recomendaciones que podrían ayudarte a tener un mejor control financiero de tus recursos

Antes de realizar cualquier compra con tu cheque de estímulo cubre tus gastos esenciales y paga todas tus deudas.
Antes de realizar cualquier compra con tu cheque de estímulo cubre tus gastos esenciales y paga todas tus deudas.
Foto: OZAN KOSE / AFP / Getty Images

Este miércoles será enviada una segunda ronda de pagos del tercer cheque de estímulo que podrá llegar en forma de un depósito directo en tu cuenta bancaria que el Servicio de Rentas Internas (IRS) tiene dada de alta.

El pago incluye un cheque de $1,400 dólares si eres soltero o de $2,800 dólares si estás casado y de $1,400 dólares adicionales para los dependientes que estén a tu cargo.

Esto significa que si tu familia cuenta con cuatro integrantes, entonces podrías obtener un cheque de estímulo de hasta $5,600 dólares. Sin embargo, antes de gastar el dinero de tu tercer cheque de estímulo asegúrate de evitar gastarlo de la peor manera.

1. No pagar las facturas

Esto parece sencillo pero debería ser tu objetivo al recibir el cheque de estímulo que está destinado a ayudarte a pasar las dificultades financieras que ha dejado la pandemia de coronavirus.

Por esta razón es esencial gastar tu cheque de estímulo primero en las facturas que son esenciales, como la vivienda, alimentos y los servicios públicos.

2. Evitar pagar las deudas

Si puedes cubrir tus gastos mensuales esenciales tu siguiente paso deberá ser el pago de tus deudas, esto incluye los préstamos estudiantiles, la hipoteca, los préstamos personales y las deudas de las tarjetas de crédito.

Existen varias formas de saldar una deuda, incluida la refinanciación o simplemente realizar un pago único con una parte o la totalidad de tu cheque de estímulo.

Si quieres hacer un pago único, informa a través de una carta o correo al banco, al emisor de tu tarjeta de crédito o al administrador del préstamo estudiantil que quieres hacer un pago único y que podría aplicarse como un pago adicional que debe acreditarse ahora y no debe aplicarse al pago del mes siguiente. De esta manera podrás ahorrar dinero en intereses.

Utiliza tu cheque de estímulo primero en la deuda que tenga el mayor tipo de interés y después comienza a pagar tu saldo más bajo. También puedes hacer un convenio y refinanciar tu préstamo estudiantil, tu hipoteca u obtener un préstamo personal y consolidar la deuda de tus tarjetas de crédito.

Relacionado: Una Jeep Grand Cherokee se incendió 30 minutos después de ser adquirida con dinero del cheque estímulo

3. Sin fondo de emergencia

La pandemia de coronavirus nos ha dejado muchas lecciones financieras. Una de ellas es que los cambios pueden producirse de manera rápida. Un cambio en el trabajo o en la salud y tu buena suerte pueden cambiar de manera repentina, por eso es necesario crear un fondo de emergencia.

Abre una cuenta bancaria diferente y comienza a depositar parte de tu cheque de estímulo que puedas pagar. Continúa aumentando el saldo de esa cuenta cada mes, cualquier cifra es importante.

Tu objetivo será ahorrar una cantidad de dinero que podrías utilizar en caso de una emergencia. Lo ideal será ahorrar una cantidad de dinero que al menos te permita sobrevivir durante 6 a 9 meses con el presupuesto que destinas actualmente a tus gastos.

Relacionado: Una mujer obtiene $150,000 dólares de ayuda por coronavirus pero comete un fraude y se gasta el dinero en tiendas de lujo y diamantes

4. Comprar acciones

Evita invertir tu cheque de estímulo en el mercado de valores. Quizás sea difícil evitar esta tentación a menos que seas un experto o que tengas pagadas todas tus facturas esenciales, no tengas deudas y cuentes con un fondo de emergencia para un año.

No arriesgues tu cheque de estímulo ya que no existe garantía de que vas a ganar más dinero invirtiendo ese dinero en la compra de acciones ya que podrías perder una parte o la totalidad de tu cheque.

5. Dinero para apuestas

Si te gustan los deportes o jugar en los casinos, olvídate de apostar tu dinero del cheque de estímulo.

Quizás tengas una corazonada, sin embargo, la economía de Estados Unidos ha comenzado a caminar y recuperar tu empleo o nivel de ingresos que tenías antes de la llegada de la pandemia de coronavirus podría tomarte más de un año.

Te podrá interesar: