Cómo reemplazar la mayonesa de tus sándwiches para obtener más proteínas de calidad

Prueba cambiar la mayonesa por otro alimento cremoso de gran sabor que aporta proteínas de calidad para tus músculos, calcio y más componentes beneficiosos para tu cuerpo, además tiene menos grasas y calorías

Cómo reemplazar la mayonesa de tus sándwiches para obtener más proteínas de calidad
La mayonesa no aporta una cantidad relevante de nutrientes.
Foto: LuckyLife11 / Pixabay

La mayonesa es uno de los condimentos más populares en Estados Unidos. Muchas personas suelen añadirla a sus sándwiches, ensaladas de atún, pollo y en otros tantos platillos. La mayonesa no es rica en nutrientes y muchos tipos de este producto comprado en tiendas no son saludables.

La mayonesa regular suma 94 calorías por cucharada (14-15 g); 10,3 gramos de grasa, aproximadamente 1,6 gramos provienen de grasas saturadas. No aporta una cantidad relevante de nutrientes.

Hay un reemplazo mejor que puedes usar en tus sándwiches. El yogur griego es un alimento que puede sustituir distintos ingredientes como el queso crema, crema o mayonesa en diferentes platillos, tanto dulces como salados. El yogur es perfecto para usar en los sándwiches, tiene una textura cremosa y al menos tres ventajas sobre la mayonesa: es saludable, nutritivo y tiene menos calorías.

El yogur aporta proteínas de calidad, calcio y destaca por su contenido bacteriano vivo.

Tan solo una onza de yogur griego natural (28 g) te proporciona 2.6 gramos de proteínas, 1.4 g de grasas y 27 calorías. Mientras que una onza de yogur griego descremado tiene 17 calorías. En cambio, se requiere de media taza de mayonesa (220 g) para recibir apenas un gramo de proteína.

Nutrientes para los músculos y los huesos por menos calorías

Las proteínas son el nutriente principal que alimenta los músculos. El yogur proporciona una mezcla de proteína de suero de leche de rápida digestión y proteína de caseína de digestión lenta. Esta combinación es favorable para el aumento de masa muscular. Es una opción para comer después de entrenar o parte de la cena.

El yogur también es una de las mejores fuentes dietéticas de calcio en términos de biodisponibilidad (velocidad y cantidad de absorción en el cuerpo), lo cual es beneficioso para tus huesos.

La Fuente de Nutrición de Harvard señala que se elimina algo de calcio del yogur griego durante el proceso de colado. Los yogures griegos comerciales pueden volver a agregar calcio, pero algunos no lo hacen. Por lo que si incluyes yogur griego en tu dieta como fuente de calcio, revisa el contenido en la etiqueta de información nutricional. El yogur también aporta fósforo, rivoflavina y vitamina B12.

Favoreces tu microbiota y salud digestiva

El yogur es la fuente de probióticos más conocida. Consumir este lácteo es una de las maneras más sencillas de obtener bacterias beneficiosas. La microbiota intestinal estimula el sistema inmunológico, descompone los compuestos alimentarios potencialmente tóxicos y sintetiza ciertas vitaminas y aminoácidos.

El yogur no solo es para acompañar con fruta y consumirse en platos dulces, al usar en platos salados puedes añadir una pizca de sal, jugo de limón, hierbas y especias. El yogur también es ideal para marinar carne, su ácido láctico, acidifica las fibras musculosas y logra que la carne este más tierna y jugosa, sin importar sea frita, a la parrilla o al sartén.

Te puede interesar: