Qué se sabe de un cuarto cheque de estímulo de $600 dólares

Un reciente reporte del Center on Budget and Policy Priorities alerta sobre la necesidad de ayuda económica permanente para familias con niños, pero el Congreso no tiene sobre la mesa un plan para distribuir apoyo similar a los $1,400 dólares del Plan de Rescate Estadounidense

Qué se sabe de un cuarto cheque de estímulo de $600 dólares
Hasta el momento no hay planes para un cuarto cheque de estímulo.
Foto: Jeff Fusco / Getty Images

En redes sociales hay publicaciones no oficiales que indican que los estadounidenses recibirán $2,500 dólares el 31 de julio, que sería un cuarto cheque de estímulo. Es mentira.

Los congresistas no han aprobado un nuevo paquete económico que permita enviar ayuda similar a los $1,400 del Plan de Rescate Estadounidense, aunado a que fuentes del Congreso confirmaron a este diario que no hay una discusión formal sobre un posible cheque extra directo a los estadounidenses.

Se agregó que el Congreso evalúa el paquete de $3.5 billones de dólares del presidente Joe Biden sobre infraestructura y apoyo a familias, pero con créditos fiscales, como el destinado a niños de hasta $3,600 dólares anuales.

Telemundo informó de una posible discusión sobre un cheque de $600 dólares que supuestamente se discutiría en agosto a los contribuyentes, pero no precisa fuentes ni quién lidera ese proyecto.

“Hay un grupo de gente solicitando un cuarto estímulo. El presidente no ha hablado nada de eso. Hay una gran presión en la Cámara y el Senado de los Demócratas”, dijo José Medina, experto en finanzas del programa Día a Día. “En agosto podríamos ver un poquito de luz, pero si pasara… es que puede ser un pequeño estímulo parecido al de enero de unos $600 dólares… es como un último empujón”.

El debate sobre un cuarto cheque de estímulo lleva varios meses entre la opinión pública —y ha sumado más de 3 millones de firmas en Change.org— y tuvo un reimpulso son el reciente reporte del Center on Budget and Policy Priorities, que destaca la necesidad de más ayuda para familias que enfrentan dificultades de recuperación económica.

“Los períodos temporales de ingresos inadecuados y problemas para pagar las facturas pueden tener consecuencias negativas a largo plazo para los niños”, indica el informe. “Reforzar los apoyos económicos puede ayudar a los niños cuyas familias tienen bajos ingresos y tienen dificultades financieras”.

Sin embargo, el reporte no se enfoca a ayudas económicas directas, sino a programas sociales que tienen un impacto en la economía de las familias.

“La introducción de cupones de alimentos (ahora llamado SNAP) a nuevas áreas a medida que el programa se extendió gradualmente por todo el país redujo la volatilidad de los ingresos familiares y la inseguridad alimentaria”, indica como parte de los beneficios.

Impacto en latinos

El reporte del Center on Budget and Policy Priorities destaca que la pandemia recrudeció la situación económica de grupos previamente afectados por las desigualdades sociales y financieras, como los negros y latinos.

“Nuestro éxito como nación depende en última instancia de si todas las familias, independientemente de su raza o etnia, tienen la oportunidad de prosperar”, advierten los expertos. “Muchos hogares enfrentan barreras adicionales a las oportunidades, debido al racismo pasado y presente y los prejuicios raciales en la educación, el empleo y otros lugares, y gran parte del impacto se origina en políticas gubernamentales injustas”.

Destaca que desde 2014 hasta 2016, el 53 por ciento de los hogares negros y el 46 por ciento de los latinos con niños a veces no pudieron pagar por alimentos, albergue o servicios públicos adecuados, en comparación con el 28 por ciento de los hogares blancos.

Tras el último esfuerzo en marzo y abril, el grupo de más de 80 representantes y senadores demócratas que buscan un cuarto cheque de estímulo no ha tenido un reimpulso en el Congreso y tampoco se integró en el plan económico que se pretende aprobar con el proceso de Reconciliación, pero el debate apenas comienza.