La economía de Estados Unidos cae por segundo trimestre consecutivo: el PIB disminuyó 0.9%

La Oficina de Análisis Económico informó que el producto interno bruto real disminuyó a una tasa anual del 0.9% en el segundo trimestre de 2022, luego de una disminución del 1.6% en el primer trimestre

La economía estadounidense cayó por segundo trimestre consecutivo.
La economía estadounidense cayó por segundo trimestre consecutivo.
Foto: Getty Images

La Oficina de Análisis Económico (BEA por sus siglas en inglés) informó que el producto bruto interno (PIB) real disminuyó a una tasa anual del 0.9% en el segundo trimestre de 2022, luego de que en el primer trimestre el PIB disminuyó 1.6%.

El PIB real disminuyó menos en el segundo trimestre que en el primero. La menor disminución reflejó un repunte en las exportaciones y una menor disminución en el gasto del gobierno federal que fueron parcialmente compensados por mayores caídas en la inversión en inventarios privados y el gasto del gobierno estatal y local, una desaceleración en gastos de consumo personal (PCE) y reducciones en la inversión fija no residencial y la inversión fija residencial. Las importaciones se desaceleraron.

Oficina de Análisis Económico

BEA señala que la disminución del PIB real reflejó disminuciones en la inversión privada en inventario, la inversión fija residencial, el gasto del gobierno federal, el gasto del gobierno estatal y local y la inversión fija no residencial que fueron parcialmente compensadas por aumentos en las exportaciones y los gastos de consumo personal (PCE).

Por otra parte, la disminución de la inversión en inventario privado estuvo liderada por una disminución en el comercio minorista (principalmente tiendas de mercadería general y concesionarios de vehículos motorizados). La disminución de la inversión fija residencial estuvo liderada por una disminución en otras estructuras (específicamente las comisiones de los corredores).

En lo que respecta a la disminución en el gasto del gobierno federal, esta mostró una disminución en el gasto no relacionado con la defensa que reflejó la venta de petróleo crudo de la Reserva Estratégica de Petróleo, lo que da como resultado una disminución correspondiente en los gastos de consumo. Debido a que el petróleo vendido por el gobierno ingresa a los inventarios privados, no hay un efecto neto directo sobre el PIB.

La disminución en el gasto de los gobiernos estatales y locales estuvo liderada por una disminución en la inversión en estructuras. La disminución en la inversión fija no residencial reflejó disminuciones en estructuras y equipos que fueron compensadas en su mayoría por un aumento en los productos de propiedad intelectual. El aumento de las importaciones reflejó un aumento de los servicios, encabezados por los viajes.

El aumento de las exportaciones reflejó incrementos tanto en bienes como en servicios. El aumento en el PCE reflejó un aumento en los servicios (liderado por servicios de alimentación y alojamiento, así como atención médica) que fue parcialmente compensado por una disminución en bienes (liderado por alimentos y bebidas).

La estimación del PIB publicada hoy se basa en datos sujetos a revisión adicional por parte de la agencia. La “segunda” estimación para el segundo trimestre, basada en datos más completos, se publicará el 25 de agosto de 2022.

También te puede interesar:
La Reserva Federal aumenta tasa de interés en 0.75%
Confianza de consumidor hispano en EE.UU. cae ante inflación y recesión inminente
Encuesta Deloitte: Empeora perspectiva económica de Directores Financieros de Empresas