Mega Millions y Powerball: Por qué no deberías renunciar a tu trabajo en caso de ganar la lotería

La mayoría de afortunados ganadores de importantes premios de lotería, como el Mega Millions o el Powerball, la primera decisión que toman es renunciar a su trabajo. ¿Qué tan recomendable es hacerlo?

Luego de ganar la lotería, es muy tentador dejar el trabajo.
Luego de ganar la lotería, es muy tentador dejar el trabajo.
Foto: Shutterstock

El pasado 29 de julio se celebró uno de los máximos sorteos históricos en la lotería de Estados Unidos, en donde estaban en juego más de mil millones en el Mega Millions, el cual terminó en manos de una persona que compró el billete ganador en Illinois.

Pese a que a dicha cantidad de dinero aún le queda descontarle los impuestos, lo cierto es que al afortunado ganador del Mega Millions le ha venido a cambiar por completo la vida.

Seguramente, muchos han pensado que lo primero que harían con el dinero obtenido en la lotería, ya sea en el Mega Millions o en el Powerball, 2 de los juegos más populares en EE.UU. sería el pagar todas las deudas que se tengan; otros podrían considerar el comprarse la casa o el auto de sus sueños, hacer el viaje que tanto anhelaban o bien, poder invertir o ahorrar.

Pero también la mayoría de quienes sueñan con ganarse la lotería o lo han conseguido, lo primero que les ha pasado por la mente es renunciar a sus empleos, pensando en que ya no necesitan seguir trabajando, pues sus problemas económicos, aparentemente, han quedado resueltos de por vida.

Pero, ¿qué tan buena idea es el dejar tu trabajo luego de gana un premio significativo de lotería?

La razón por la que NO debes dejar tu trabajo en caso de ganar el Mega Millions, el Powerball o algún otro juego de lotería

Susan Bradley es experta en planificación financiera, es fundadora de Sudden Money Institute y en los últimos años, se ha dedicado a asesorar a ganadores de lotería.

Uno de los primeros consejos que Susan le da a sus clientes es que, aunque resulte muy viable y tentador dejar sus trabajos actuales, no deberían hacerlo de inmediato.

“No se puede tener repentinamente un patrimonio líquido de más de $100 millones y no ser una persona diferente”, apunta Bradley. Por este motivo considera que lo más importante es tomarse un tiempo para pensar y procesar la situación. Hacerse preguntas sobre las necesidades esenciales que debe cubrir y más adelante, tomar otras decisiones más controvertidas.

La experta en finanzas asegura que el dejar tu trabajo, no solo es una decisión que te afecta personalmente, sino también al entorno laboral que te rodea; es decir, es importante saber la situación en la que podrías dejar a tus compañeros o empleados y actuar en consecuencia.

Tanto quienes tienen su propio negocio como aquellos que trabajan por cuenta ajena deben encontrar el mejor momento para despedirse sin perjudicar a otros. “Dejar un trabajo, a veces, tiene consecuencias para otras personas que te importan”, indica.

Bradley también enfatizó que todos los ganadores de un premio importante de lotería atraviesan por algo que se le denomina “periodo de ajuste”, es decir, adaptarte a tu nueva realidad y estilo de vida. Es justo en este momento donde deben pedir ayuda de asesores o abogados certificados para que sus ganancias no se puedan ver comprometidas por malas ideas o toma de decisiones incorrectas.

Por último, Susan explicó que aquellos, ya con cabeza fría, que decidieron renunciar a su trabajo para disfrutar de su fortuna, es probable que atraviesen por un tiempo de transición en el que no sepan cómo ocupar su tiempo libre, lo cual podría también desencadenar otros problemas de salud mental.

Ante esto, aconseja a que los ganadores de lotería se impongan rutinas, ya sean diarias, semanales o mensuales, que le resulten atractivas y desafiantes para siempre mantener la mente ocupada.

Te puede interesar:

* Qué pasa si ganas el Mega Millions pero pierdes el boleto
* Mega Millions: con qué frecuencia han salido sorteados los números ganadores de la última tirada más de mil millones
* Mega Millions y Powerball, por qué la lotería en realidad es mala para la economía personal