Tercer cheque de estímulo: IRS alerta a beneficiarios de programas gubernamentales a reclamar pagos extra por dependientes

En estos casos, es necesario que la persona presente una declaración de impuestos al IRS, aún cuando no esté obligada a hacerlo, para que la agencia desembolse los pagos adicionales de $1,400 por cada dependiente

Tercer cheque de estímulo: IRS alerta a beneficiarios de programas gubernamentales a reclamar pagos extra por dependientes
Imagen de un formulario para declarar impuestos al IRS.
Foto: Nataliya Vaitkevich / Pexels

El Servicio de Rentas Internas (IRS) alertó a los beneficiarios de programas federales como los del Seguro Social que no declaran impuestos que este año deberán someter su información contributiva a la agencia para reclamar el dinero extra que les corresponde por dependientes como parte del tercer cheque de estímulo de $1,400.

El IRS emite la mayoría de los pagos a esta población automáticamente. Sin embargo, en algunos casos la agencia carece de información para tramitar el cheque de estímulo así como los créditos adicionales por dependientes.

Como parte del proceso de ubicar a la mayor parte de beneficiarios que reciben fondos federales de programas del Gobierno de EE.UU., el IRS ha establecido comunicación con otras agencias como la Administración del Seguro Social (SSA) y Asuntos de Veteranos (VA).

Sin embargo, hay datos que, en algunos casos, escapan al alcance del Servicio de Rentas Internas.

En ese sentido, la oficina emplazó a través de su sitio web IRS.gov, a los recipientes de beneficios federales a que no pierdan la oportunidad de reclamar créditos adicionales por dependientes en virtud del “Plan de Rescate Estadounidense” aprobado en el Congreso a mediados de marzo.

“Por ejemplo, algunos recipientes de beneficios federales pueden necesitar presentar una declaración de impuestos de 2020, incluso si normalmente no presentan,  para proporcionar información que el IRS necesita para enviar pagos para un dependiente calificado. Las personas elegibles en este grupo deben presentar una declaración de impuestos de 2020 tan pronto como sea posible para ser consideradas para un pago adicional para sus dependientes calificados”, lee una entrada en el sitio web de la entidad el 14 de abril.

La nueva ley de estímulo, primera bajo la Administración Biden, dispone para pagos de $1,400 por individuo elegible e igual monto por cada dependiente sin importar la edad. Como resultado de lo anterior, adultos discapacitados y estudiantes universitarios podrán ser reclamados como dependientes en esta ocasión contrario a las anteriores dos rondas.

Adicional, el IRS emplazó a otras poblaciones que no están obligadas a declarar impuestos a que lo hagan antes del 17 de mayo, fecha límite de esta temporada, para poder procesar el pago que les corresponde.

“Aunque los pagos son automáticos para la mayoría de las personas, el IRS continúa exhortando a las personas que normalmente no presentan una declaración de impuestos y no han recibido pagos de impacto económico, a que presenten una declaración de impuestos de 2020 para obtener todos los beneficios a los que tienen derecho bajo la ley, que incluyen créditos tributarios como el Crédito de recuperación de reembolso de 2020, el Crédito tributario por hijos y el Crédito tributario por ingreso del trabajo. La presentación de una declaración de impuestos de 2020 también ayudará al IRS a determinar si alguien es elegible para un pago anticipado del Crédito tributario por hijos de 2021, que comenzará a emitirse este verano”, indicó el IRS en el comunicado.

De hecho, gran parte de los pagos que el IRS ha estado enviando en días recientes son de personas que declararon por primera vez sus impuestos al IRS.

Como parte de los cambios a la ley sobre niveles de elegibilidad en el Senado, la reducción gradual del pago hasta cero inicia antes que en las pasadas rondas de distribución.

“Los pagos comenzarán a disminuirse para las personas que ganan $75,000 o más en ingreso bruto ajustado ($150,000 para casados que presentan una declaración conjunta). Los pagos reducidos terminan en $80,000 para individuos ($160,000 para casados que presentan una declaración conjunta); las personas con ingresos brutos ajustados por encima de estos niveles no son elegibles para recibir un pago”, detalló la agencia.

Te puede interesar: