¿Qué diferencias hay entre el aceite de hígado de bacalao y el aceite de pescado?

El aceite de hígado de bacalao y el aceite de pescado poseen componentes beneficiosos para la salud, aunque tienen algunas diferencias; algunos médicos señalan que resultaría mejor comer pescado

¿Qué diferencias hay entre el aceite de hígado de bacalao y el aceite de pescado?
Tanto el aceite de hígado de bacalao como el aceite de pescado son fuente de omega-3
Foto: Shutterstock

El aceite de hígado de bacalao y el aceite de pescado son dos suplementos populares que se han promocionado por ofrecer múltiples beneficios para la salud. Son consumidos como una manera de proteger el corazón, aliviar la inflamación y mejorar la salud mental.

Cuáles son las diferencias entre el aceite de hígado de bacalao y el aceite de pescado

¿De dónde provienen?

El aceite de pescado proviene de diferentes fuentes, especialmente de pescado grasos, como el salmón, atún y caballa. El aceite de hígado de bacalao es un tipo de aceite de pescado que como su nombre lo indica, proviene del hígado de los bacalaos; los más que más se utilizan son el bacalao del Atlántico y el bacalao del Pacífico.

Ambos son ricos en omega-3

Tanto el aceite de hígado de bacalao como el aceite de pescado son una gran fuente de ácidos grasos omega-3 aunque en diferentes niveles.

Los ácidos grasos omega-3 son grasas esenciales que el cuerpo no puede producir desde cero, por lo que necesitas obtenerlas de los alimentos. Los pescados grasos son la mayor fuente de omega-3, especialmente el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaemónico (DHA), que también se les conoce como omega-3 marinos. Mientras que el ácido alfa-linolénico (ALA), es el ácido graso omega-3 de origen vegetal.

Diferencias de nutrientes

Además de omega-3, de acuerdo a Harvard Health el aceite de hígado de bacalao tiene grandes cantidades de vitamina A, alrededor de 4.500 UI por cucharadita. Lo mismo ocurre con los suplementos hechos de hígado de tiburón o de fletán. También aporta vitamina D, que de manera natural está presente en muy pocos alimentos.

Beneficios del omega-3

Los ácidos grasos omega-3 desempeñan un papel importante en la función cerebral; el crecimiento y desarrollo normal; y la inflamación. Los Institutos Nacionales de Salud señalan que las concentraciones de DHA son especialmente altas en la retina, el cerebro y los espermatozoides.

La Escuela de Salud Pública de Harvard señala que se ha demostrado que el omega-3 ayuda a prevenir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Estas grasas parecen ayudar al corazón a latir a un ritmo constante, también reducen la presión arterial y la frecuencia cardíaca, mejoran la función de los vasos sanguíneos. En dosis más altas, reducen los triglicéridos y pueden aliviar la inflamación.

Vitaminas para procurar la buena visión y prevenir el raquitismo

La vitamina A es importante para la visión normal, el sistema inmunitario y la reproducción.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio, juntos contribuyen a prevenir la osteoporosis. Los músculos también necesitan esta vitamina para el movimiento y los nervios para transmitir mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo. La vitamina D se considera una de las vitaminas indispensables para el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

La deficiencia de vitamina D causa raquitismo en los niños, una enfermedad en la que los huesos se ablandan, debilitan, deforman y causan dolor. En adolescentes y adultos, causa dolores en los huesos y debilidad muscular.

Los especialistas recomiendan obtener omega-3 comiendo el pescado

La evidencia de los omega-3 para mejorar la salud del corazón es mixta. Medical News Today publica que muchas de las investigaciones que muestran que los omega-3 pueden mejorar la salud del corazón se han centrado en poblaciones que tienen mucho aceite de pescado en su dieta, es decir, lo consumen a través de los alimentos, no en personas que se complementan con aceite de pescado.

El Dr. Howard LeWine, médico jefe de Harvard Health Publishing sugiere obtener el omega-3 y otros nutrientes consumiendo pescado. Señala “es más que probable que necesites de  toda la orquesta de grasas de pescado, vitaminas, minerales y moléculas de apoyo, en lugar de las notas solitarias de EPA y DHA”.

Algunos doctores sugieren evitar los suplementos de hígado de pescado

El profesor de medicina de Harvard Dr. Harvey B. Simon sugiere evitar los suplementos hechos con hígado de pescado. La razón es que los altos niveles de vitamina A se han relacionado con un mayor riesgo de fracturas de cadera tanto en mujeres como en hombres.

Simon señala que es preferible consumir cápsulas que proporcionen alrededor de 1000 mg de omega-3 marinos (EPA y DHA) al día que provengan de un fabricante de renombre. También recomienda que si tomas  un multivitamínico diario, elegir uno que no proporcione más de 3000 UI de vitamina A.

Los médicos y organizaciones como la Asociación Americana del Corazón sugieren el consumo de pescado graso dos veces por semana. Una porción equivale a 3.5 onzas cocidas, o aproximadamente ¾ de taza de pescado en escamas.

Te puede interesar: