Los mejores alimentos para apagar el cortisol, la hormona del estrés

Es bien sabido que el estrés puede alterar significativamente la calidad de vida, rutina y hábitos alimenticios, al activarse el cortisol "la hormona del estrés" es muy normal que el deseo por alimentos reconfortantes aumente. Evita comerte tus emociones con estos ricos y saludables alimentos ricos en vitamina C

Estudios científicos y trabajos de investigación han demostrado que la vitamina C tiene el poder de reducir los altos niveles de cortisol.
Estudios científicos y trabajos de investigación han demostrado que la vitamina C tiene el poder de reducir los altos niveles de cortisol.
Foto: Imagen de Дарья Яковлева en Pixabay / Pixabay

No es ninguna sorpresa decir que el estrés es una de las afecciones que más deteriora la salud física, emocional y mental. A no tan largo plazo los efectos crónicos del estrés son devastadores y entre los principales se encuentra su relación con el aumento de peso, lo que sucede es que las hormonas que el organismo libera ante el estrés y los efectos de los “alimentos reconfortantes” que se caracterizan por ser ricos en grasas, harinas refinadas y azúcares, empujan a las personas a comer en exceso. Y claro esto conlleva a todo tipo de alteraciones en la salud.

Cuando estamos estresados emocionalmente, el cuerpo está produciendo niveles más altos de una hormona conocida como cortisol. Según los investigadores de Yale, en este estado estresante, el cortisol hará que su cuerpo almacene grasa y, en particular, la grasa del vientre. De tal modo que el manejo del estrés es un aspecto determinante en la pérdida de peso. Por fortuna así como existen alimentos que deterioran la salud mental y emocional, algunos son simplemente la medicina natural perfecta y contrarrestan los efectos del cortisol. Cabe mencionar que estos alimentos están cargados de vitamina C, un nutriente que, según las investigaciones, reduce la sensación de estrés. Descubre cuáles son las mejores alternativas de alimentos para mantener el estrés a raya. 

1. Cerezas

Las cerezas son un regalo del verano, son la perfecta combinación de sabor ácido y dulce. Son jugosas y se caracterizan por su extraordinario valor nutricional, son aproximadamente un 81% de agua, por lo que se relacionan con un gran poder saciante por muy pocas calorías ¿Lo mejor? Una porción de una taza contiene una cuarta parte de la vitamina C del día, es decir cerca del 25% del valor diario recomendado. Las cerezas también son consideradas uno de los mejores aliados para combatir trastornos del sueño, son una ayuda natural para dormir gracias a su contenido de melatonina. 

Cerezas. /Foto: Shutterstock

2. Arándanos

Los arándanos son una delicia terrenal de inmenso poder antioxidante, lo cual les confiere grandes beneficios para disminuir los efectos del estrés en el cuerpo. Además son un buen aliado para combatir a los radicales libres y nos ayudan a prevenir enfermedades crónicas. Son una de las frutas de menor contenido de azúcar, por lo que son perfectas para controlar la ansiedad por comer y los estados de ánimo alterados mientras cuidamos el peso corporal. En tan solo una taza estaremos obteniendo el 22% de la ingesta recomendada de vitamina C. 

Arándanos. /Foto: Pexels

3. Espárragos

Simplemente deliciosos y ligeros, los espárragos llegaron para llenar de color y nutrición los días de verano. Son uno de los más poderosos diuréticos naturales y una de las principales fuentes de triptófano de origen vegetal. El triptófano es un aminoácido que sirve como base para la estimulación de la serotonina, cuando el cuerpo produce más serotonina mejora significativamente el  estado de ánimo. Los espárragos también cuentan con altos niveles de ácido fólico, un nutriente que puede combatir la depresión. Además una taza de espárragos hervidos aporta el 23% del valor diario recomendado de vitamina C.

alcachofas y esparragos
Espárragos./Foto: Shutterstock

4. Tomates

Los tomates no solo son uno de los ingredientes más básicos en la cocina a nivel mundial, son muy saciantes, ligeros y nutritivos. Se recomienda apostar por el consumo de las variantes orgánicas, ya que se caracterizan por tener un nivel más alto de polifenoles y vitamina C. Su consumo recurrente hace más fuerte al sistema inmunológico y nos protege contra enfermedades de salud física y mental. Lo mejor de todo es que integrarlos en la dieta diaria es sencillo y accesible ¡Van bien con todo! En una taza de tomates obtendrás casi el 40% de la vitamina C diaria, lo cual es oro para disminuir el estrés.

Tomates
Tomates. /Foto: Pixabay

5. Nabos

Es cierto que los nabos suelen pasar bastante desapercibidos, sin embargo después de leer esto es probable que empieces a aprovecharlos más. Tienen un alto contenido de fitoquímicos que destruyen la grasa del vientre y vitamina C, además son ricos en fibra, lo que fomenta la saciedad ¿Su más grande ventaja? Se ha demostrado que los glucosinolatos que son la sustancia química que le da a los nabos su sabor amargo, tienen la capacidad de reducir la inflamación que puede conducir al cáncer de próstata. Los nabos tienen los segundos niveles más altos de glucosinolatos de cualquier vegetal. Son generosos, bajos en calorías y muy versátiles, además una taza aporta el 45% de la vitamina C diaria. 

Nabo
Nabos./Foto: Pixabay

6. Papas 

¿Quién no ama las papas? Son deliciosas, saciantes y muy nutritivas, lo mejor de todo es que son un gran alimento para acelerar la pérdida de peso y promover un viente plano. Las papas aportan una gran dosis de potasio y fibra, y hornearlas (en lugar de hervirlas) desbloquea más vitamina C. Un tip adicional es hervirlas y luego enfriarlas; enfriar las papas cocidas las convierte en un almidón resistente, lo que significa que el cuerpo las digerirá más lentamente y los niveles de azúcar en la sangre se mantendrán estables ¿Lo mejor de todo? Una papa grande (horneada), aporta casi la mitad de los requerimientos diarios de vitamina C. 

papas
Papas. /Foto: Shutterstock

Te puede interesar: