Juez federal bloquea temporalmente la nueva ley de armas del estado Nueva York

Un juez federal derogó temporalmente partes de la nueva ley de armas restrictivas de Nueva York para permitir que un grupo civil presente una demanda, aunque también dejó espacio para que el estado apele

Una de las zonas donde no se puede portar armas es Times Square.
Una de las zonas donde no se puede portar armas es Times Square.
Foto: NY Governor Office

Glenn Suddaby, juez federal del Tribunal de Distrito en Syracuse, derogó temporalmente partes de la nueva ley de armas restrictivas del estado Nueva York para permitir que un grupo de propietarios de presente una demanda contra la legislación.

“Gun Owners of America”, organización de cabildeo de base sin fines de lucro, ha sostenido que la nueva Ley de mejora del porte oculto que entró en vigencia el 1 de septiembre es “evidentemente inconstitucional” y restringe los derechos de los neoyorquinos respetuosos de la ley.

El juez principal Suddaby acordó emitir la orden de restricción a pedido de seis residentes de Nueva York que son miembros del grupo de propietarios de armas. Pero agregó que su orden no entraría en vigencia hasta dentro de tres días para permitir que el estado apele.

La ley crea nuevos requisitos para obtener una licencia, incluida la presentación de cuentas de redes sociales para su revisión, acotó Daily News.

Las nuevas reglas también crearon una larga lista de lugares públicos y privados donde tener un arma se convirtió en un delito grave, entre ellos el Metro, los buses y Times Square, incluso para los propietarios con licencia.

Previamente, en junio la Corte Suprema de Estados Unidos anuló una ley promulgada en Nueva York hace más de un siglo que imponía restricciones al porte de armas ocultas fuera del hogar.

Sin embargo, la entrada en vigencia de la ley el 1 de septiembre en Nueva York no ha frenado la violencia armada. La pandemia, el clima anti policial y la reforma penal han sido identificados como factores que han disparado el crimen en NYC, particularmente balaceras, ataques con armas blancas y robos en tiendas, farmacias y bodegas.

En particular, el número de pistoleros y sus víctimas menores de edad se ha triplicado en los últimos años en NYC, confirmó un reciente memorándum de NYPD, el cuerpo policial más grande del país.

En NYC la violencia armada ha sido un gran reto para el alcalde ex policía Eric Adams, quien desde que asumió el cargo en enero ha encontrado obstáculos dentro de su propio partido demócrata y líderes de “Black Lives Matter” (BLM) para enfrentar la crisis.

En agosto la gobernadora Kathy Hochul y el alcalde Adams celebraron que frente a 2021 las balaceras habían bajado 11%, citando además un alza de 104% en incautaciones de armas ilegales.