7 hábitos dentales a seguir para no dañar tus dientes durante la Navidad

Toma en cuenta estos consejos para que disfrutes de la Navidad sin ningún contratiempo...
7 hábitos dentales a seguir para no dañar tus dientes durante la Navidad
Foto: Ferrus & Bratos

Ya que estamos en época de navidad, te queremos compartir varios hábitos dentales que pueden pasar factura durante estos días tan especiales, como morder el turrón, comer cuerito de cerdo o chicharrón, entre otros alimentos que son fuertes de masticar.

Para no interrumpir tus vacaciones navideñas con visitas al dentista, pospón algunos tratamientos como el blanqueamiento dental o la colocación de implantes, siempre que el hecho de aplazarlos no perjudique tu salud bucal. Sin embargo, conviene resolver tus problemas urgentes antes de las fiestas, como las caries dentales. Para no llevarte sorpresas desagradables, evita usar tus dientes como herramientas, por ejemplo, para descorchar una botella o morder algún duro marisco.

Durante una época tan llena de eventos como es la Navidad, resulta habitual dejar de lado los buenos hábitos de higiene bucodental que mantenemos el resto del año. Pero con el fin de que puedas disfrutar de la llegada del nuevo año con la mejor de tus sonrisas, los doctores especializados de la Clínica Dental Ferrus & Bratos quieren transmitirte sus recomendaciones en cuanto a cuidados bucales en Navidad y decirte qué hábitos pueden perjudicarte.

1. No prestar atención a los alimentos duros si tienes brackets:

Cuando se tienen brackets -ya se trate de los metálicos tradicionales o de otros sistemas más estéticos, como los de zafiro o los linguales-, es conveniente tener ciertas precauciones a la hora de comer.

Los dulces como los mazapanes, el turrón blando o los caramelos, tan típicos de esta época, pueden perjudicar tus aparatos.

La doctora Patricia Bratos, cofundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos y especialista en ortodoncia, aconseja cómo actuar si llevamos ortodoncia fija:

Al tratarse de alimentos pegajosos, es posible que queden incrustados entre los brackets, por lo que es muy recomendable que lleves contigo un cepillo interproximal para no sentir incomodidad en tus reuniones sociales”.

Pero si has optado por un tratamiento con alineadores invisibles, como Invisalign, sabrás que no tienes ningún tipo de restricción en cuanto a la comida, ya que se trata de un aparato removible.

“Aun así, ten en cuenta que debes guardar siempre las férulas en su funda, pues no es de extrañar que, sin darte cuenta, las guardes en una servilleta y las tires a la basura”, comenta la doctora Bratos. Presta atención a dónde guardas tus alineadores, así no tendrás que acudir a la clínica dental durante tus vacaciones de Navidad.

2. No llevar contigo un “kit” de limpieza bucodental:

Es ilógico pensar que, si vas a reunirte con tus compañeros del trabajo en la comida de Navidad, vas a disponer de los mismos utensilios de limpieza que en casa. Aun así, es posible reducir el efecto de las bacterias en la boca mediante unos sencillos trucos que puedes realizar en cualquier sitio.

Si has terminado de comer, masca chicles con xilitol para prevenir la aparición de caries dentales.

“Se trata de un edulcorante del cual no conviene abusar, pero cuyas propiedades antibacterianas ayudarán a que no se acumulen restos de comida”, explica el doctor Jorge Ferrús, cofundador de la clínica y periodoncista. “Sobre todo si tienes algún problema de encías -sangrado, inflamación, rojeces…-, resulta de mucha utilidad enjuagarte con un poco de agua para expulsar cualquier alimento que haya quedado en los recovecos de la boca.”

De este modo, ¡podrás disfrutar de un goloso aperitivo en cualquiera de tus reuniones!

3. Comenzar ciertos tratamientos en fechas especiales:

La Navidad es una época para celebrar y disfrutar, así que hacer una visita al dentista puede no ser el mejor plan. Por eso, te recomendamos aplazar determinados tratamientos dentales, siempre que no sean de gravedad y que el hecho de posponerlos no perjudique tu salud bucal.

Por ejemplo, si estás pensando en realizarte un blanqueamiento dental, es preferible que esperes a que hayan pasado las fiestas. Durante el tiempo que dura el tratamiento -un mes-, aconsejamos a los pacientes que no tomen ciertos alimentos que pueden afectar a la tinción de los dientes: vino tinto, café y determinadas frutas o dulces con mucha coloración.

Es decir, que puedes tener ciertas restricciones en cuanto a tu dieta durante unas semanas, algo que podría interferir con la celebración navideña que tantas comidas aglutina.

Además, piensa que un blanqueamiento puede ser un buenísimo regalo que pedir a los Reyes Magos.

4. Por el contrario… no corregir problemas urgentes antes de las fiestas:

Como hemos aclarado, conviene que no procrastines los tratamientos encaminados a preservar y mejorar la salud de tu boca.

“En caso de que necesites algún empaste o reconstrucción dental -si has sufrido la fractura en alguna de tus piezas-, te aconsejamos que acudas cuanto antes a tu clínica dental para solucionarlo”, aconseja la doctora Bratos. “Así, no tendrás que ir al dentista durante una fecha tan ajetreada como esta.”

Y si tienes que hacerle una visita a tu odontólogo, aprovecha y hazte una higiene dental. No olvides que, aunque tu boca esté sana, es aconsejable que te realices una profilaxis una vez al año. Adquirir la costumbre de realizar esta visita rutinaria al dentista puede servir como un recordatorio de que necesitas tu higiene anual. Y es que, ¿hay algo mejor que empezar el 2020 presumiendo de sonrisa?

5. Morder “haciendo palanca”:

Las carillas dentales tienen una alta durabilidad y resistencia, sobre todo las que son de porcelana, aunque esta característica no nos exime de tener cuidado con ellas. La fractura o caída de una carilla supone una notable distorsión estética de la sonrisa, así que los doctores especializados en Estética Dental de Ferrus & Bratos insisten en la importancia de cuidarlas y evitar morder ciertos alimentos “haciendo palanca”, como el turrón duro.

6. Utilizar los dientes como herramientas:

Aunque este hábito dental debe evitarse durante todo el año, en Navidad puede ser especialmente frecuente morder chicharrón, las pinzas o partes duras del marisco, etc., con los dientes. Esta práctica conlleva un riesgo de rotura, así que es mejor emplear un cascanueces.

“Lo mismo sucede con las botellas o la cinta adhesiva: es preferible utilizar una herramienta adecuada, como puede ser un abridor o unas tijeras”, asegura el doctor Ferrús.

7. Olvidarte de que el Roscón de Reyes viene con sorpresa:

Y para despedir la Navidad, no hay nada más apetecible que compartir en familia el famoso Roscón de Reyes. Ya sabemos que un dulce no amarga a nadie, pero recuerda que la sorpresa de este postre está oculta y que no es nada agradable morderla por error. Sobre todo, es importante tener precaución con los más pequeños de la casa, pues pueden atragantarse.

Por todo ello, estas recomendaciones son para que puedas disfrutar la Navidad sin ningún sobresalto o percance que te obligue a visitar tu dentista de forma inesperada.

Colaboración por la Clínica Dental Ferrus & Bratos:

Ferrus & Bratos es una clínica dental formada por profesionales de todas las áreas de la Odontología (Ortodoncia, Implantología, Periodoncia, Estética y Conservadora). Todos ellos ejercen su especialidad en exclusiva y se han formado en los másteres nacionales e internacionales más prestigiosos de su campo.

Estos doctores trabajan conjuntamente y llevan a cabo tratamientos complejos que combinan varias especialidades dentales para facilitar servicios como Invisalign, los brackets linguales Incognito, los implantes de carga inmediata, la cirugía guiada por ordenador o las carillas e.max.